Blogia
Vivir bien es un placer!!

Sésamo - Ajonjoli - Tahin

Sésamo - Ajonjoli - Tahin

El sésamo o ajonjolí es una semilla originaria de la India. Se cultiva en las regiones de clima tropical y subtropical de todo el mundo.

 

En regimenes macrobióticos, vegetarianos, y otros,  se toma diariamente esta semilla, ligeramente tostada y aderezada con sal, como única fuente de proteínas con entera satisfacción de quienes lo practican, sin que se registre problema digestivo. Incluso un hígado o un estómago delicados pueden tomar ajonjolí sin pena alguna; al contrario: ya sea en grano o en aceite, el sésamo o ajonjolí ejerce una influencia suavizante.

 

El aceite es de un hermoso color amarillo claro y prácticamente no se enrancia, por lo que puede conservarse bastante tiempo. Es muy rico en lecitina, más aún que la soja que algunos consideran el vegetal más rico en esta sustancia. La lecitina es una grasa fosforada que contiene nitrógeno y tiene la virtud de ayudar en la elaboración de las hormonas sexuales. Es un alimento excelente para los nervios y para el cerebro.

 

Esta semilla es también relajante para aquellas personas que sufren depresión nerviosa, simpatícotonia o similar.

Hay que señalar, además, los ácidos poliinsaturados, la vitamina F, la vitamina E (de la fecundación), la vitamina B(antineuritica) y los minerales tales como calcio, hierro, magnesio, sílice, cromo, cobre, etc.. contenidos en el ajonjolí, que hacen de él un alimento de protección y de revitalización.
En las proteínas de este grano oleaginoso (20% de su peso) se cuentan unos quince aminoácidos. Es, pues, un alimento plástico.
Las semillas de sésamo o ajonjolí pueden tomarse crudas, por ejemplo, en el desayuno, a razón de dos cucharaditas, que hay que masticar bien o triturarlos antes en un mortero o en una plancha de madera, aplastándoles con un rodillo o botella. Otra manera de comerlas es espolvoreada en las ensaladas, o sopas.  También pueden consumirse, ligeramente tostadas., o bien en puré, llamado tahin o tahini (por los turcos).

 

El Tahin es puré de sésamo y está compuesto por granos de sésamo integral, conteniendo, por lo tanto, los valiosos elementos nutritivos que he descrito anteriormente.

 

Una manera efectiva y deliciosa de tomar tahin, es hacerlo por la mañana, untando una cucharada de tahin en una tostada y poniendo por encima un poco de miel para acabar de dulcificar el la tostada.

 

El tahin es muy recomendable para los bebés, a razón de media cucharadita que pueden mezclársele en la papilla o el biberón. Los bebés se benefician particularmente de las globulinas de esta semilla, rica en ácido glutámico, que favorece la formación de anticuerpos. Por otra parte, sus aminoácidos, portadores de azufre, como la lisina, favorecen el crecimiento regular del recién nacido.


Por otra parte, también está indicado para niños,  jóvenes, estudiantes y personas de la tercera edad por todas sus propiedades nutritivas.


El tahini se vende en diferentes formatos y texturas. Hay tahin tostado procedente de Francia (p.e. marca LIMA) y tahin crudo procedente de España (p.e. SAIN). Os recomiendo éste último, aunque conozco gente que prefiere más el puré de la semilla tostada, en lugar de cruda. Vosotros mismos.


 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres